Reseña

La agrupación F-31 nace en Medellín en el año 2011 a partir de la iniciativa de músicos de la ciudad que encontraron en el tango la expresión de una vivencia de ciudad. La estética de F-31 se sustenta en un conocimiento de la historia y tradición del tango, de la interpretación y tendencias que marcaron la evolución del género, del estudio de los compositores que son referentes de estas músicas; en consonancia, F-31 propone un diálogo entre ese sustrato histórico y el aporte creativo que proporciona la formación académica de los músicos y su experiencia en diversos escenarios de las músicas del mundo.

La agrupación adopta el nombre del modelo del avión donde viajaba Carlos Gardel cuando sufrió aquel trágico accidente que lo inmortalizó en Medellín; F-31 funge entonces como el eslabón que une la historia tanguera de nuestra Ciudad con la figura de este portentoso músico cuya presencia aún se invoca en algunas calles y bares de Medellín. Convirtiéndose en embajadores de ésta herencia cultural en diferentes escenarios a nivel mundial donde han conseguido gran reconocimiento por parte del público, destacando su participación en Corea del Sur, Estados Unidos, Argentina y Uruguay.

En el año 2015 realizan su primer trabajo discográfico titulado “Alzando Vuelo” que incluye tangos inéditos, arreglos y composiciones propias del grupo, ofreciendo al público el primer disco de tango en formato de quinteto realizado exclusivamente por colombianos. En el 2016 sorprenden con el lanzamiento del primer videoclip de tango instrumental hecho en el país, teniendo como invitados especiales a Carlos Mario Aguirre y Cristina Toro del Águila Descalza.

En el 2017 realizaron la producción de un nuevo trabajo discográfico “Medellín Downtango”, que tiene como escenario el centro de Medellín.  Este nuevo proyecto fue ganador de la Convocatoria de Estímulos para el Arte y la Cultura 2017 de la Secretaría de Cultura  Ciudadana de Medellín.  Este álbum está inspirado en la cotidianidad de las  calles y las vivencias del día a día. Se presenta como la nueva banda sonora de los billares, los cafés y los bares de la Comuna 10 (La Candelaria), siendo un retrato de ciudad camuflado en esta nueva expresión del tango hecho en Colombia.  Es así como F-31 le brinda a la ciudad y al mundo por primera vez en la historia una producción colombiana de tango instrumental totalmente inédita, además inspirada en la cotidianidad de la segunda capital tanguera del mundo. ¡Tango, vals y milonga con un sello netamente colombiano!